Las frutas que no se deben mezclar

Todos conocemos los beneficios de la fruta, sobre todo la de los cítricos Alicante de la que te hablamos en un anterior artículo. Se puede tomar sola, en compota, como guarnición de alguna comida, en ensalada o en una deliciosa macedonia de frutas, aunque es importante recordar que no todas las frutas pueden mezclarse con otros alimentos.

Frutas que no deberíamos mezclar

Aunque sepamos que todas las frutas son sanas, hay algunas que no deben mezclarse porque pueden producir efectos que no son recomendables, sí, aunque pueda parecer extraño leer estas palabras.

Antes de explicarte qué frutas no deben mezclarse con otros alimentos, hay que hablar de los diferentes grupos en los que se encuentran. Por ejemplo, las frutas neutras pueden ser el aguacate y el coco, las frutas dulces el melocotón, la manzana, plátano, melón, papaya, cereza, higo, pera, etc.

Las frutas semi ácidas son la manzana verde, la lima, mandarina o las fresas y finalmente las ácidas, entre las que encontramos los arándanos, piña, pomelo, kiwi, naranja, etc.

No se recomienda mezclar papaya con limón porque produce problemas con la hemoglobina y anemia. La naranja con la zanahoria eleva la acidez y puede dañar el sistema renal en grandes cantidades.

Tampoco se recomienda mezclar la guayaba con el plátano porque provoca problemas de acidosis. La piña con lácteos puede ser perjudicial porque la piña contiene bromelina, lo que puede provocar alguna clase de intoxicación leve.

Lo bueno es que no hay muchas mezclas perjudiciales y solamente hay que tener cuidado con mezclas como estas. ¿Conocías estos datos?